sábado, 29 de junio de 2013

Aumentan en España los abandonos de bebés por crisis económica


El pasado 26 de junio, unos padres, que según indicaron tenían tres días sin comer, decidieron abandonar a sus dos pequeños bebés en la sede del Ayuntamiento de Talavera de la Reina, el noroeste de la provincia de Toledo. La madre alegó problemas económicos para tomar la decisión.

Según explicó el letrado, José Ramón Felipe, los padres de los menores están en libertad provisional sin fianza tras prestar declaración en el juzgado de guardia de Madrid.

“Ellos no quieren desprenderse de sus hijos”, aclaró el abogado, sino que se vieron obligados ante una situación de “extrema necesidad” por una “situación límite” al carecer de recursos, reseñó elpaís.es.

Explicó que al padre le han negado la ayuda de más de 400 euros (521 dólares) por no disponer de un domicilio fijo. El abogado aseguró que, por ahora, recibió a los padres de los niños abandonados en su vivienda en Madrid.

La prensa española informó que antes de dejar a sus bebés, de 11 y 22 meses, los padres -de origen vasco él y ucraniana ella- estuvieron pidiendo ayuda en distintos organismos hasta que terminaron en el Ayuntamiento de Talavera de la Reina, donde, según el letrado, "casi les obligaron" a dejar a los pequeños.

Las organizaciones benéficas consideran que las medidas de austeridad y los recortes en Europa no sólo han incrementado el número de suicidios, sino que también se han traducido en un aumento de abandonos de bebés y niños.

En lo que va de 2013, la prensa española se ha hecho eco de múltiples caso, uno de los más recientes es el un bebé que fue dejado por su madre en un edificio de Barcelona (este). Otro, relata el abandono de una recién nacida en una guardería en Almería (este).

La organización Aldeas Infantiles SOS, que asiste a niños huérfanos, abandonados o cuyas familias no pueden ocuparse de ellos advirtió que en 2011 unos mil 200 niños fueron abandonados en Grecia y otros 750 en Italia. Unas cifras alarmantes comparadas con los 400 niños abandonados que se registraron en Italia hace un año y los 114 que hubo en Grecia en 2003.

Además, ha aumentado en toda Europa el número de los llamados ‘buzones bebé’: Unos contenedores creados con la finalidad de evitar casos de abandonos incontrolados y abortos, donde los recién nacidos no deseados son entregados de forma anónima.

En 2012, se estimó que el gasto total por criar a un hijo en Europa supone entre 20 y 30 por ciento del presupuesto medio familiar.

Según el director general de SOS Aldeas Infantiles Grecia, George Protopapas, "por el momento la mayoría de los casos provienen de familias de clase baja y pobre”, aunque no descartó que en los próximos años este problema afecte directamente a las familias de clase media.

Zulia Prensa/teleSUR- elpais.es- 20 minutos.es- EFE/ao - FC