Internacionales: Brasileños elegirán este domingo entre Rousseff y Neves

Un total de 142,8 millones de brasileños están convocados a participar este domingo 26 de octubre en la segunda vuelta de los comicios presidenciales, en los que deberán elegir entre la actual mandataria Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), y su contrincante Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).
En la primer vuelta, que tuvo lugar el 5 de octubre pasado, Rousseff resultó ganadora con 41,95% de los votos.
Neves, por su parte, obtuvo el segundo lugar, con 33,55% de la votación del electorado.
Según la normativa de Brasil, el candidato electo debe pasar 50% de los votos. En caso de no conseguirlo, deberán someterse a una segunda vuelta los dos candidatos que hayan obtenido mayor porcentaje de votos.

DILMA ROUSSEFF

Dilma Rousseff ejerce como presidenta del Brasil desde el 1º de enero de 2011, luego de resultar electa en segunda vuelta con el 56 % de los votos, respaldada por el PT, de su predecesor Luiz Inácio Lula da Silva, para convertirse en la primera mujer en desempeñar el más alto cargo del Ejecutivo brasileño.

Nació el 14 de diciembre de 1947 en Belo Horizonte, Minas Gerais. De padre bulgaro y madre brasileña, Rousseff manifestó sus intereses sociales y políticos desde los 16 años, cuando ingresó a la organización trotskista Política Operaria, luego se unió al ala más radical del movimiento de oposición a la dictadura militar, al frente del Comando de Liberación Nacional (Colina) y la Vanguardia Armada Revolucionaria Palmares (VAR Palmares), reseña Telesur.

Fue encarcerlada y liberada en 1979, año en que se integra al Partido Democrático Trabalhista. Para 2001 pasa a las filas del PT, organización donde muestra su ímpetu como líder, reconocido por Lula da Silva, quien una vez electo presidente la nombra ministra de Minas y Energía y dos años más tarde jefe de la Casa Civil.

Como presidenta continuó las políticas sociales de Lula en materia de educación, alfabetización y crecimiento económico. También se ha mostrado compormetida con la integración latinoamericana.
A pocos días de los comicios, Rousseff mantiene una ventaja de 52% en la intención de voto del pueblo, sobre 48% de respaldo a Neves.

En la campaña por su reelección, la actual mandataria sigue apostando por la inversión, la distribución del ingreso petrolero y el fortalecimiento de la educación.

Rousseff ha dicho que el PSDB sólo representa a los ricos y los intereses de un tercio de la población, y trabaja en función a logros partidistas y no en beneficio del pueblo.

“No podemos dejar que vuelva ese tipo de política que mira al país de forma irresponsable. Desde hoy hasta el día 26 (día de los comicios) vamos a virar el voto y vamos a ganar estas elecciones en las urnas”, ha expresado Rousseff.

AÉCIO NEVES

Aécio Neves representa al sector centrista del PSDB. Es el candidato de oposición que tiene dentro de su plan de gobierno posiciones derechistas.

El senador, economista y exgobernador de Mina Gerais es concebido como la representación de una etapa en la que el PSDB gobernó Brasil e imperó las reformas promercado, alto desempleo e impopulares privatizaciones de compañías estatales.

Entre sus propuestas se encuentra reestatizar Petrobras, la principal empresa petrolera del país, y utilizar los fondos en programas sociales. 75% lo destinaría a la educación, 25% a la sanidad.
Asimismo, cuestiona la integración latinoamericana y con ella las políticas externas de la actual presidenta Rousseff, reseña la agencia EFE.

El opositor centró su campaña en el área económica y se mostró como el candidato que podría recuperar la credibilidad de los inversionistas, empresarios y consumidores de su país.