Zulia Prensa: La esposa, la rana y los tres deseos

Tres mujeres casadas jugaban a la pelota a la orilla de un bosque, en una de esa la pelota cae dentro del bosque y le toca a la más joven e inexperta de ellas ir a buscar la pelota al bosque.

Ya en el bosque la mujer divisa la pelota a lado de una jaula con una rana dentro, “La rana le dice en voz agradable, mujer si me liberas, te concederé tres deseos” la joven esposa le responde de manera muy sutil e inteligente. “No hay problema, no veo en ti ninguna amenaza.

Dicho esto la mujer libera la rana, en el momento que la rana se ve libre, le dice a la mujer “Se me olvido decirte que hay una condición” la joven esposa le responde a la rana  “No hay ningún problema, antes no tenía nada y ahora tengo tres deseos”. ¿Cuál es la condición? Pregunta la mujer a la rana.

La rana le contesta de manera que la mujer se arrepintiera y no le pidiera los deseos. “Cada vez que pidas un deseo, le concederé 10 veces más de lo que tú me pidas a tu esposo”.

La mujer nuevamente sin pensar le responde de manera inteligente “No hay problema total él y yo somos uno y lo mío es del y lo del es mío”.

La rana al verse sin argumento, le pregunta a la mujer ¿Cuál es tu primer deseo? la mujer responde, ¡Quiero ser la mujer más bella del universo, que no exista mujer más bella que yo! Te recuerdo dice la rana, a tu esposo le concederé 10 veces más de lo que me has pedido, por lo tanto el será el hombre más hermoso del universo, todas las mujeres del mundo, te envidiaran y trataran de quitártelo. A esta afirmación la mujer responde “No hay problema, el me preferirá a mí, ya que soy la mujer más bella del mundo.

”Nuevamente la rana sin palabras le contesta a la mujer, tus deseos serán cumplidos y  convirtió a la mujer, en la persona más bella del universo, no existía una mujer más bella que ella, pero el esposo era diez veces más bello que ella.

La rana de manera fuerte le pregunta a la mujer ¿Cuál es tu segundo deseo?
La mujer responde con voz serena y muy clara “Quiero ser la persona más rica del universo, que no exista mujer más rica que yo”.

Nuevamente le responde la rana a la mujer de manera que se arrepintiera y no le pidiera mas deseo, “Es mi obligación recordarte, dijo la rana a la mujer,  que tu hombre será 10 veces más rico que tu y es el hombre más bello del mundo, ahora si te van hacer la vida imposible, todas las mujeres de este planeta y de los otros, trataran de quitártelo, hasta intentaran matarte por tu riqueza y tu hombre”.

Otra vez la joven esposa le responde de una manera que deja sin palabras a la rana. “No hay ningún problema por eso, entre él y yo tenemos toda la riqueza del universo para protegernos además somos el y yo las personas más hermosa del universo, el me preferirá a mí y yo lo preferiré a él.

La rana sin excusa alguna, le responde a la mujer te lo Prometí y te lo cumpliré y sin más retardo convierte a la mujer en la personas más rica del universo, no había persona con más riqueza en el universo que ella, a ex cesión del esposo que era 10 veces más rico que ella, además era el hombre más bello del universo, diez veces más que ella.

Para finalizar la rana dándose por vencida le pregunta a la mujer ¿Dime mujer cuál es tu último deseo?, para así cumplir contigo y poderme reunir con mi familia” La mujer se toma un tiempo para pensar y al final le dice a la rana “Quiero que me produzca un pequeño infarto, muy leve” la rana extrañada se niega a cumplirle el deseo a la mujer, alegando que no veía justo, que ella lo ayudo y él le produzca un daño, eso no lo puedo cumplir, pide otro deseo dice la rana. La mujer contesta me lo prometiste y tienes que cumplir, tú lo dijiste.

La rana a verse a rinconada por los argumentos de la mujer responde “Te concederé el deseo, pero tienes que explicarme porque me pides que te haga un daño, si lo quiero es pagarte por tu buena acción, para conmigo.

La mujer responde “Esta bien te explicare” tu a mi me producirás un pequeño infarto, muy leve y sobrevire, pero a mi esposo el infarto será diez veces más fuerte que el mío y fallecerá y heredare toda sus riquezas, además me quitare de encima la preocupación, de que todas las mujeres del mundo quieran matarte por quitármelo.

Moraleja de esta fabula:

  1. No subestime la inteligencia y la malicia de la mujer cuando nosotros vamos ella ya viene de regreso.
  2. Cuando veas una rana atrapada mátala, porque existe la posibilidad que sea la rana del cuenta y si la encuentra tu mujer estarás perdido.