sábado, 29 de junio de 2013

Veintitrés muertos en Irak por ataques con bombas


Una serie de cinco atentados dinamiteros, incluido uno realizado por un suicida, causó la muerte de 23 personas durante las últimas horas en Irak, según el parte oficial difundido este sábado por el Ministerio del Interior.


En un estadio de fútbol en la ciudad sudoriental de Madain cinco jugadores de dos equipos locales murieron fulminados por la explosión de lo que las autoridades llaman dispositivos explosivos artesanales (DEA), las bombas fabricadas  por especialistas de entidades afiliadas a la red Al Qaeda, responsables de la mayoría de los atentados que sufren los iraquíes.

Al oeste de esta capital, la explosión de una bomba escondida cerca de una panadería, costó la vida a tres personas, precisa la comunicación oficial, aparecida en los medios, la cual se abstienen de aludir a heridos.

Otra víctima mortal de la violencia fue un alto oficial de la Policía que accionó el detonador de un DEA cuando puso en funcionamiento su automóvil; otra explosión mató a 10 policías y transeúntes que se aproximaron al vehículo en llamas para auxiliar a la víctima, relata el parte.

En Dujail, provincia central de Salaheddin, un hombre hizo detonar la carga que llevaba adosada al cuerpo y mató a cuatro participantes en un cortejo funerario.

La ciudad se hizo notoria en 2008, en medio del grave conflicto confesional de ese año, por un atentado suicida contra una comisaría policial en el que murieron 31 agentes, se recordó.

El incremento de los atentados y ataques armados desde el fin del mes islámico de Ramadán, en la segunda mitad del año pasado, tiene al borde de la guerra civil a este país, en el cual ese tipo de pugna era desconocida antes de la invasión y ocupación militar estadounidense de 2003 pretextada con la búsqueda de armas de destrucción masiva que nunca aparecieron.


Zulia Prensa/Yvke Mundial/ Prensa Latina