viernes, 2 de agosto de 2013

Brasil: la propuesta del Congreso seria un desastre absoluto para los indígenas


Hombre guaraní. Pueblos indígenas de todo Brasil están expresando su cólera ante un proyecto de ley que abriría sus territorios a proyectos industriales.Hombre guaraní. Pueblos indígenas de todo Brasil están expresando su cólera ante un proyecto de ley que abriría sus territorios a proyectos industriales.© Sarah Shenker/Survival  El Congreso de Brasil está debatiendo una polémica propuesta que abriría los territorios indígenas a minas, presas, bases militares y otros proyectos industriales. De convertirse en ley la medida sería un “desastre absoluto” para los indígenas de Brasil.  La mayoría de los pueblos indígenas dependen de sus tierras como sustento físico y cultural. Los indígenas aislados son especialmente vulnerables y, de no mantenerse intacta su selva, no sobrevivirán. 
La constitución brasileña actualmente garantiza a los indígenas el derecho exclusivo al uso de su tierra, excepto en circunstancias extremas de “interés público relevante”. La nueva propuesta, conocida como Proyecto de Ley 227, es parte de una ola de acciones dirigidas a debilitar los derechos indígenas, orquestada por el poderoso grupo de presión rural de Brasil. Cuenta con el apoyo de varios miembros del Congreso, algunos de los cuales, al parecer, reciben fondos de las empresas mineras y de agronegocios, incluida Bunge, que compra caña de azúcar cultivada en la tierra de los indígenas guaraníes. 

Los pueblos indígenas de todo el país están expresando su cólera ante esta acción, calificada de “maniobra anti-indígena” por las tribus del estado de Rondonia, en el oeste de la Amazonia brasileña. Declaran: “Queremos que nuestra indignación ante este serio insulto a nuestros derechos constitucionales se escuche a escala nacional y en todo el mundo… 

En el nombre del “progreso” [el Gobierno] mata ríos, bosques y seres humanos… Continuaremos resistiendo y luchando para construir un nuevo sistema de política indigenista que sea democrático y en línea con nuestras aspiraciones”. En el mes de julio, la presidenta Rousseff se reunió con líderes indígenas por primera vez desde que asumió el poder en enero de 2011. Prometió escuchar a los pueblos indígenas y mantenerse de su lado en la lucha contra cualquier legislación que viole sus derechos. Ningún pueblo indígena ha sido consultado sobre esta propuesta de ley. Survival insta al Gobierno brasileño a descartar inmediatamente el Proyecto de Ley 227. 

Revista Zulia Prensa / Survival Comparte esta noticia.