miércoles, 15 de mayo de 2013

Ministerio Poder Público imputó a tres hombres por acaparamiento de aproximadamente 20 toneladas de pollo en Bolívar


$AltImagen.data

El Ministerio Público imputó a tres hombres por su presunta responsabilidad en el acaparamiento de aproximadamente 20 toneladas de pollo, decomisadas el 9 de mayo, en un depósito de la calle Páez, sector La Piedrita, estado Bolívar.
En la audiencia de presentación, el fiscal 4º del primer circuito de Ciudad Bolívar, Daniel Lanz, imputó a Winston Aponte (50) chofer, José Araya Medina (46) encargado del depósito, y Miguel Osto Rodríguez (47) vendedor, por la presunta comisión en los delitos de acaparamiento y contrabando de extracción en grado de coautoría.
 Tales delitos se encuentran previstos y sancionados en los artículos 139 y 143 de la Ley para el Acceso de las Personas a los Bienes y Servicios.
De acuerdo con los elementos de convicción presentados por el fiscal del Ministerio Público, el Tribunal 1º de control del referido circuito judicial, dictó la medida cautelar de presentación cada 15 días para los tres hombres.

El día antes mencionado, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) recibieron una denuncia sobre el acaparamiento de alimentos en un depósito ubicado en el sector La Piedrita.
Inmediatamente, efectivos castrenses se apersonaron al lugar junto con funcionarios de la coordinación regional del Instituto para la Defensa de las Personas para el Acceso de Bienes y Servicios (Indepabis), quienes hallaron en el depósito una gandola con 19.689,02 kilogramos de pollo.

Una vez iniciado el procedimiento, los funcionarios verificaron la permisología correspondiente, comprobando que según la guía de ruta presentada ante el Ministerio del Poder Popular para la Alimentación, dicha mercancía debía ser entregada en otro depósito, ubicado en la avenida Sucre, sector Guaicaipuro.

Motivo por el cual, fueron aprehendidos en el lugar de los hechos el chofer de la gandola, el encargado y el vendedor del referido deposito.
Vale destacar, que las casi 20 toneladas de pollo fueron retenidas por el Indepabis, para su posterior venta al público.

Es importante destacar que el Ministerio Público ha desplegado fiscales en cada uno de los estados del país, a fin de combatir el acaparamiento y especulación en la comercialización de alimentos.

De igual manera, los fiscales superiores de las distintas jurisdicciones han participado en mesas de trabajo con otras instituciones del Estado venezolano, a fin de dar cumplimiento a lo establecido en la Ley para el acceso de las Personas a los Bienes y Servicios.