lunes, 17 de junio de 2013

alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos A. Giménez, ha expresado su apoyo a que trabajadores extranjeros obtengan un permiso para trabajar en los Estados Unidos, pero señaló que el mismo no debe tener mayores beneficios que el de poder laborar

fotonoticia_20130616112532_800CONTRAINJERENCIA – El alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos A. Giménez, ha expresado su apoyo a que trabajadores extranjeros obtengan un permiso para trabajar en los Estados Unidos, pero señaló que el mismo no debe tener mayores beneficios que el de poder laborar y conseguir ingresos, sin que conlleve derechos de residencia y ciudadanía, reporta Europa Press.
Giménez, un cubanoamericano ultraderechista vinculado a la mafia local,  considera que es importante lograr un permiso de esta categoría, ya que a veces es difícil encontrar a trabajadores baratos para determinados sectores y con esta medida se beneficiarían ambas partes.
Hace algo más de un año la famosa revista Forbes, luego de hacer una investigación en más de 200 urbes de Estados Unidos, concluyó que Miami es una de las peores.
En una entrevista concedida al portal Notimerica (www.notimerica.com) que edita Europa Press, Giménez se refirió a la reforma migratoria, y aseguró que está de acuerdo con que se regularice la situación de los ilegales.
Precisó a continuación que no se debe lesionar el derecho de “los que están en situación legal”, por lo que abogó por la búsqueda de soluciones “que vayan más allá de las leyes”.
Giménez entiende además que antes de tomar alguna medida en materia de migración, deben asegurarse las fronteras, para poder identificar cuales son los inmigrantes que se encontraban en Estados Unidos antes de la reforma y no provocar un flujo masivo de nuevos inmigrantes.
El alcalde se refirió así a la reforma migratoria de los Estados Unidos, que se encuentra en proceso de debate, y que tiene como principal finalidad regularizar el estatus de más de once millones de inmigrantes que se encuentran de modo ilegal en el país.