sábado, 15 de junio de 2013

Manifestación en Hong Kong contra la extradición de ex CIA Edward Snowden

Hong Kong, junio 15 - Edward Snowden, el responsable de la mayor revelación de secretos de la Inteligencia estadounidense en los últimos años, ya tiene miles de seguidores. "No a la extradición de Snowden, proteger a Snowden", clamaron en las calles de Hong Kong.

Los manifestantes, convocados por 27 organizaciones civiles y partidos políticos minoritarios de la isla, han salido alrededor de las 15.00 horas del Charter Garden, han marchado posteriormente al consulado de Estados Unidos y han finalizado a las 18.00 hora local su concentración frente al Gobierno del territorio autónomo.

"He venido aquí a apoyar a Snowden, porque lo que ha hecho es muy valiente; ha dejado su trabajo y a su familia para decirnos algo", ha asegurado Luzi Leung, diseñador de programas de ordenador. "El Gobierno de EEUU está espiando nuestros datos y eso no está bien", ha explicado.

Los convocantes esperaban atraer entre cientos y miles de personas, explicó Tom Grundy, uno de los encargados de la organización. La lluvia, que no ha parado de regar la isla desde hace tres días, ha podido alejar a muchos ciudadanos de la manifestación, según los participantes.

Las asociaciones han entregado una carta dirigida al embajador estadounidense, Steve Young, que ha recibido un funcionario de la legación. "Le pedimos que pare de utilizar estos programas de vigilancia contra usuarios de internet inocentes en Hong Kong y en el resto del mundo", se lee en la misiva.

También han transmitido un mensaje al jefe del Ejecutivo hongkonés, Leung Chun-ying, exigiéndole que garantice la protección de Edward Snowden bajo la ley de Hong Kong. El ex espía llegó a la ex colonia británica el 20 de mayo, se hospedó en el hotel The Mira hasta el pasado lunes, y ahora permanece escondido en algún lugar de la isla, bajo soberanía china.

Los documentos y las declaraciones que prestó el joven, de 29 años, al diario británico The Guardian y al rotativo local 'South China Morning Post' han destapado, entre otros, la existencia de un programa del Gobierno de EEUU para acumular sistemáticamente datos de las llamadas de todos los ciudadanos, norteamericanos o extranjeros, realizadas a través de Verizon (un operador de telefonía). Además, el ex espía reveló que Washington atacó centenares de objetivos informáticos en China.

"Vergüenza para el Gobierno de los Estados Unidos, vergüenza para Obama", ha clamado el parlamentario local Ronny Tong, del Partido Cívico, en uno de los discursos de la clausura.