domingo, 28 de julio de 2013

Presos oficiales de la GNB por torturas, asesinato y desaparicion de otro efectivo

Diosnny-Manuel-Guinand01El Ministerio Público logró privativa de libertad para tres efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) por presuntamente estar vinculados con las torturas y el homicidio del alistado del referido componente militar, Diosnny Manuel Guinand (24), quien fue denunciado como desertor desde el pasado 29 de junio. Los fiscales 39º nacional y 81º del Área Metropolitana de Caracas (AMC), Juan Carlos Tabares y Tony Rodríguez, respectivamente, imputaron al teniente coronel William José Serrano Fermín; al teniente Jaime Jaramillo Navas; y al sargento primero Gerson Ramírez Estévez por la presunta comisión de los delitos de simulación de hecho punible, tortura, desaparición forzada de personas, homicidio calificado con alevosía y motivos fútiles y quebrantamientos de pactos y convenios internacionales suscritos por la República en materia de Derechos Humanos.
En este sentido, el Tribunal 21º de Control del AMC, con base en los elementos de convicción expuestos por los fiscales, dictó la medida privativa de libertad para los tres efectivos.
Los dos altos oficiales permanecerán detenidos en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, mientras que el sargento primero estará en la Zona 4 de la Policía Nacional Bolivariana en El Peñón.
De acuerdo con la investigación inicial se había perdido la pistola de un teniente que acudió a la sede del Grupo de Acciones de Comando de la GNB, en Macarao a dictar un curso para los alistados.
Presuntamente, los tres efectivos que sospechaban de Guinand, lo trasladaron a un riachuelo donde lo habrían torturado durante los días 29 y 30 para que dijera donde se encontraba el armamento.
macarao
Serrano, Jaramillo y Ramírez habrían dejado el cuerpo del alistado dentro del riachuelo desde el 29 de junio y al parecer lo enterraron el 6 de julio. Posteriormente denunciaron que el joven había desertado.
De inmediato la jurisdicción militar inició la investigación por deserción, sin embargo, el 24 de julio el personal castrense consiguió enterrado el cuerpo del alistado.
En vista de la situación, los funcionarios aprehendieron al teniente coronel Serrano, al teniente Jaramillo y al sargento primero Ramírez y los pusieron a la orden del Ministerio Público.
Revista Zulia Preensa / SiBCI