sábado, 27 de julio de 2013

Protestas en Egipto se cobran la vida de decenas de manifestantes



Las informaciones disponibles sobre el número de víctimas registradas durante los enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes en El Cairo son contradictorias.
Según las cifras difundidas por el Ministerio de Salud de Egipto, el número de víctimas mortales se eleva a 92 y a 649 el número de heridos.
Por su parte, el movimiento de los Hermanos Musulmanes informaba de que las víctimas mortales ascienden a más de 200, y a más de 4.000 los heridos, citando datos proporcionados por los responsables de un hospital de campaña habilitado en las inmediaciones de la mezquita de Al-Raba Adao, que se ha convertido en lugar de reunión para los activistas del movimiento islamista Hermanos Musulmanes y sus partidarios, así como para integrantes de otras organizaciones y movimientos.
Asimismo, en su página web, la hermandad islamista señaló que la mayoría de las víctimas presenta disparos de bala en la cabeza, el cuello o el pecho.
Horas antes siete personas murieron y 147 resultaron heridas como consecuencia de los violentos enfrentamientos entre partidarios y opositores de Morsi en Alejandría.
Foto: ArchivoSegún informó la agencia EFE con referencia a las autoridades sanitarias del país árabe, los choques comenzaron en las inmediaciones de la mezquita de Al Qaed Ibrahim, junto al paseo marítimo. Posteriormente se extendieron por el céntrico distrito de Ibrahimiya. Las protestas se desataron con motivo del arresto del derrocado presidente.
Desde ambos lados se lanzaban piedras y disparaban perdigones. La Policía y el Ejército intentaron separar a los grupos enfrentados usando gases lacrimógenos.
Mientras tanto, el presidente egipcio depuesto podría ser enviado a la misma prisión en la que estuvo recluido Mubarack, según ha informado el ministro provisional del Interior.
El analista internacional Aníbal Garzón considera que el conflicto entre distintos grupos de egipcios no es simplemente un fenómeno interno, sino que en él están envueltas fuerzas internacionales. Morsi ha generado cierta incomodidad en EE.UU. por ser de tendencia islámica y estar cercano a la lucha de Hamás y de la política del Gobierno de Irán, afirma el experto.
Revista Zulia Prensa / SIbci