domingo, 18 de agosto de 2013

LA EMPRESA AL CUAL GRUPO OPOSITOR COMPRÓ AVIONES DE GUERRA SERA ENJUICIADA POR VARIOS DELITOS

Un grupo de organizaciones de Derechos Humanos continuará este sábado el juicio ético y político a las multinacionales Pacific Rubiales y Anglogold Ashanti, por las actividades irregulares que han realizado en Colombia y que han afectado a gran cantidad de habitantes.

En el proceso judicial, iniciado el pasado 16 de agosto y que se extenderá hasta este domingo en Bogotá, se recolectarán pruebas para interponer denuncias y demás acciones jurídicas contra estas multinacionales.

Las empresas serán juzgadas por el despojo de los recursos naturales, contaminación, destrucción ambiental, desplazamiento de comunidades indígenas y campesinas, violaciones a los Derechos Humanos, destrucción del tejido social, daños económicos y pauperización laboral.

En la actividad se tendrán en cuenta una serie de audiencias regionales sobre las actividades en las que han incurrido estas empresas en contra de los pobladores de diferentes partes del país en el desarrollo de sus proyectos.

A su vez, se presentará la audiencia minera que se llevó a cabo en el Sur de Bolívar, en la que se recaudaron pruebas contra Anglo Gold Ashanti y la audiencia petrolera realizada en el municipio de Puerto Gaitán, departamento del Meta, así como la diligencia que se adelantó sobre el proyecto conocido como El Quimbo.

Recientemente, Francisco Ramírez, presidente de la Federación Unitaria de Trabajadores Mineros, Energéticos, Metalúrgicos, Químicos y de Industrias Similares (Funtraenergética), dijo que Pacific Rubiales emitió un comunicado mediante el cual aseguran que ellos no van a hacer presencia en el juicio porque suponen que si lo hacen, legitiman el tribunal.

Los mineros han expresado que las multinacionales desarrollan programas de responsabilidad social empresarial, como un vulgar maquillajes sobre los crímenes que cometen.

En julio de este año, los colombianos emitieron un juicio popular contra Pacific Rubiales.

Como se recordará a finales de junio el periodista José Vicente Rangel, durante la sección Confidenciales de su programa dominical “José Vicente Hoy”, denunció que empresarios de la derecha nacional, que enfrentan problemas con la justicia venezolana y residen en Estados Unidos, están vinculados con la empresa petrolera Pacific Rubiales, que opera en Colombia.

Rangel aseguró ese domingo, que tanto el grupo de venezolanos opositores y la empresa están implicados en la compra de aviones de guerra, que serían usados desde Colombia para agredir a Venezuela.

En esa ocasión el periodista precisó, que “El contrato se firmó por un paquete, lo cual abarata aún más el costo, y se fijaron entregas escalonadas, y no sería de la totalidad del paquete sino de determinado número de unidades a ubicar en bases militares. Siete en total, que mantiene Estados Unidos en territorio colombiano”.

También el pasado 30 de junio el presidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Rafael Ramírez, advirtió que dicha transnacional petrolera “financia y conspira abiertamente” contra el Gobierno Bolivariano.
Revista Zulia Prensa / SIBCI