lunes, 6 de enero de 2014

Mueren 39 ballenas por quedar varadas en Nueva Zelanda

Expertos indicaron que 12 de los cetáceos murieron de forma natural, y que los vigilantes eutanasiaron a los demás, tras constatar que estaban demasiado metidos en tierra como para devolverlos al agua

Un total de treinta y nueve ballenas murieron este lunes en Nueva Zelanda tras quedar varadas en una playa remota de la Isla Sur, según informaron autoridades del Departamento de Conservación de ese país.
“El grupo de ballenas piloto estaba siendo seguido desde que fue avistado cerca de la orilla de Bahía Dorada (Golden Bay) el domingo, pero los guardas fueron incapaces de impedir que quedaran varadas, precisó el jefe de los servicios de conservación de Bahía Dorada, John Mason.
En este orden, explicó que 12 de los cetáceos murieron de forma natural, y que los vigilantes eutanasiaron a los demás, tras constatar que estaban demasiado metidos en tierra como para devolverlos al agua.
“Sopesamos cuidadosamente la posibilidad de llevarlos de forma segura al agua. Pero nuestro personal, que tiene mucha experiencia con este tipo de incientes en la Bahía Dorada, decidió que por diversos factores era improbable poder rescatarlos”, aclaró el funcionario.
El varamiento masivo de ballenas piloto es un fenómeno frecuente en Nueva Zelanda.
No solo en este país se generan estos escenarios, también en Estados Unidos. Unas 35 ballenas que se encontraban varadas en la orilla de las aguas del Parque Nacional de los Everglades, en la costa sur del estado Florida, en Estados Unidos (EE.UU.) salieron hacia alta mar, aguas profundas en dirección al Golfo de México (litoral).
Revista Zulia Prensa / Correo del Orinoco