lunes, 17 de junio de 2013

Atraco a mano armada las tarifas Caracas-Litoral

Credito: Archivo

A nuestra redacción llegó la siguiente denuncia remitida por  Adán González liendo la cual explica en el texto.-


17 de junio de 2013.-El estado Vargas goza de un pésimo servicio de transporte público (dominado por privados) en el contexto urbano: no cumple las rutas, incentiva la contaminación sónica e irrespeta al usuario, en la mayoría de los casos. La situación no es muy diferente en el ámbito suburbano: quienes trabajamos en Caracas y vivimos en el Litoral Central, debemos lidiar con la penuria de depender de la “Malavé-Villalba” o de la “Guaicamacuto”, para poder trasladarnos de un extremo a otro. La atención deja mucho qué desear y a partir de las 6pm se “desaparecen” los autobuses de rutina para ceder el terreno a los “piratas”, quienes hacen su agosto con los pasajeros.


Ahora bien, hace unos días hemos leído en medios impresos de circulación regional que la tarifa Caracas-Catia La Mar/ Caracas-La Guaira, se elevará de Bs. 10 a Bs. 13, o sea 30%, lo cual es una bofetada a todos los varguenses. ¿Por qué? Ya a mediados del año pasado hubo un desproporcionado incremento de casi 100% y avalado, por desgracia, por las autoridades municipales de transporte, debido a que el costo del pasaje suburbano “brincó” de Bs. 5,8 a Bs. 10. ¡Aunque usted no lo crea! A pesar de que en 2012 tuvimos una tasa de inflación menor a 30%, a los choferes de la ruta Caracas-Litoral se les autorizó un alza de –prácticamente- 100%. No contentos con ello, en 2013, con el pretexto de la devaluación [del bolívar] de 45%, los choferes demandan un nuevo “ajuste” y logran –de manera insólita- su cometido. Más caradurismo… ¡imposible!


Hasta 1996, el sempiterno pretexto del gremio en cuestión para subir las tarifas de transporte público era el de la gasolina. Pero desde ese año (1996) no ha habido aumento en el importe de los carburantes y, sin embargo, en Venezuela tenemos unas de las tarifas más altas de América Latina en el rubro. ¿Cómo se explica eso? Ah, hoy en día el chivo expiatorio son los repuestos, entre otras peroratas justificativas.


El hecho claro y concreto es que en 2012 hubo un grosero “ajuste” que rozó el 100% en las tarifas suburbanas entre Caracas y el estado Vargas, por lo tanto, las autoridades competentes, incluido el INDEPABIS, deben poner orden al respecto y no permitir otro golpe al bolsillo de los ciudadanos. Bajo ningún concepto se puede hacer apología de un alza de cerca de 130% en menos de 12 meses y por un servicio tan malo. ¿Quién toma el toro por los cuernos?



ADÁN GONZÁLEZ LIENDO
@rpkampuchea