jueves, 20 de junio de 2013

“La derecha se presenta travestida en medios de comunicación y libertad de expresión”


florencia_saintout_universidad_de_la_plata
La catedrática y decana de la Universidad de La Plata (Argentina), Florencia Saintout, señaló este miércoles que la derecha se presenta en la actualidad travestida en medios de comunicación y libertad de expresión ocultando su afán de reducir el Estado a su función represiva y rematar los logros en esta década ganada para las mayorías.
Este cuestionamiento al rol político que han asumido los medios de carácter mercantil fue parte de la ponencia de Saintout en la primera Cumbre para un periodismo responsable que se inauguró en esta ciudad.
“La comunicación y sus tecnologías hegemónicas no solo ocultan la realidad de los pueblos sino que las modelan de acuerdo a sus mezquinos intereses privados y que incluso son capaces de mentir y de ser cínicos. Tan cínicos como han sido las empresas info comunicacionales y el papel que han jugado en las dictaduras en el Cono Sur”, dijo la catedrática.
Saintout destacó que en la actualidad hay una conciencia respecto a que la información no puede reducirse a un bien que se compra o se vende en el mercado sino que debe ser entendida como comunicación y derecho inalienable de los pueblos.
Sostuvo que esta realidad es muy difícil de aceptar “para aquellos que durante años se creyeron los dueños de todas las cosas, incluso de los relatos de todos y de todas”.
“Estos grupos de medios concentrados, que durante la larga década neoliberal de la región, se fueron consolidando como los dueños de la palabra siguen siendo todavía muy poderosos (…) no son solo los voceros o los instrumentos de la derecha sino que son actores claves de la derecha. No actúan solo como grupos comunicacionales, ni siquiera solo como grupos económicos, sino como agentes políticos”, manifestó.
Añadió que no hay que olvidar que durante décadas, los medios dominantes actuaron como un único actor en el espacio público “y se creyeron que esto era una aldea sin límites, esencialmente sin límites para sus negocios”.
Saintout, quien es doctora en Ciencias Sociales, recordó que los medios mercantiles “actúan en alianzas entre sí y con otros grupos económicos-ideológicos-mediáticos nacionales y extranjeros en una patria que no tiene patria, en una patria global donde no hay patria, donde han sepultado la idea de la patria”.
Recalcó que a esta altura sería no solo ingenuo sino equivocado no ver las plataformas comunes sostenidas en ejes programáticos compartidos que implementan los grupos mediáticos.
Dijo que la respuesta de los gobiernos progresistas, que responden a sus pueblos, ha sido plantear la batalla en el terreno de los derechos humanos: equidad y pluralidad en el acceso como en la producción de información.
Hizo enfásis en que la comunicación es un derecho humano, no un asunto de consumidores, por tanto los Estados tienen que garantizar ese derecho.
Añadió que una forma de desmontar el abuso por parte de los medios mercatiles es a través de leyes que regulen los mapas informacionales con un criterio desmonopolizador y también, el apoyo a los medios alternativos y comunitarios. “Para aquellos que se escandalizan, nuestras grandes mayorías están optando por estos caminos”, subrayó.
Auguró que la batalla por la construcción de sentido será larga y ardua y talvez no debería tener un cierre. “Hay que saber que estos grupos no renunciarán fáculmente ni en la pocsción de los capitales económicos, pero tampoco van a renunciar al poder simbólico que han construido”.
“Los pueblos han vuelto a apostar por la historia, a través de procesos encabezados por gobiernos que defienden sus intereses y que no tienen temor al poder de ningún tipo de corporación, entre ellas a las infocomunicionales y que ante sus ilegitimos ataques terminan ganando legitimamente por potentes mayorías en las urnas”, sostuvo.
Saintout cerró su intervención con un planteamiento: “O el periodismo asume la explicación neoliberal del mundo , que lo condena a ser mera herramienta de un orden ignominioso para lo humano, reproductor de la palabra de unos pocos, o se posiciona en los procesos de construcción, de enmancipación de sus pueblos, ayudando a parir las voces, los olores, los sonidos, las imágenes y la lengua de aquellos que luchan por un horizonte de justicia”.
Agencia de Noticias Andes