jueves, 1 de agosto de 2013

Fuerza aérea colombiana violó el espacio aéreo venezolano el martes 30 de julio


Aeronaves militares colombianas violaron el espacio aéreo venezolano entre la media noche y la una de la mañana, hora colombiana. Así lo constataron colombianos asentados en el refugio internacional humanitario, ubicado en Guacamayas, en el municipio Jesús María Semprum del estado Zulia de Venezuela. A esa hora un avión colombiano arrojó una poderosa luz de bengala que iluminó toda la zona ubicada a orillas del río Tarra.
El refugio internacional humanitario fue instalado hace una semana, en el territorio venezolano, para que los campesinos que participan en la protesta del Catatumbo, que sientan riesgo de ser agredidos por la Fuerza Pública colombiana y que deseen ejercer el derecho al refugio, lo puedan ejercer con garantías. Hasta el momento se han acogido al refugio unas 200 mujeres, niñas, ancianos y enfermos, provenientes de los bloqueos de la carretera Cúcuta-Tibú.
Casi a la misma hora de la violación del espacio aéreo venezolano, se dieron sobrevuelos de aviones Kfir sobre las veredas donde se encuentran los campesinos ocupando la vía. Fueron lanzadas luces de bengala sobre las veredas J10, La Cuatro e incluso sobre el casco urbano de Tibú, una hora más tarde se escucharon ráfagas de fusil y ametralladoras de gran calibre de lado y lado de la frontera, lo que hace presumir que la fuerza armada venezolana y la Guardia Nacional respondieron al fuego colombiano, que tenía rumbo hacia la frontera.
Un convoy de camiones militares colombianos se desplazó a esa hora a gran velocidad desde Punta Palo hasta la entrada a La Aduana, dentro de los bloqueos campesinos. Previamente a la violación al espacio aéreo venezolano se dieron múltiples sobrevuelos de aviones de guerra Kfir y de un avión no tripulado (drone).
Lo acontecido anoche, e incluso las labores de inteligencia colombiana sobre el refugio internacional en Venezuela, así como el silencio del Gobierno frente a las propuestas del campesinado, es interpretado por los campesinos como indicador de que va en curso una operación militar y policiva sobre los campesinos manifestantes. Según ellos, ”la violencia y la represión son hasta ahora la única respuesta a las exigencias sociales y humanitarias del pueblo del Catatumbo”.
 Revista Zulia Prensa / Redsop