viernes, 6 de diciembre de 2013

PROHIBIDO EL USO Y LA COMERCIALIZACIÓN DEL MUSGO

El Gobierno Bolivariano a través del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, ratificó con la resolución 175 la prohibición en todo el territorio nacional, las acciones de extracción, transporte, comercialización y aprovechamiento de líquenes, briofitos (musgos, hepáticas y antoceros), helechos arborescentes y barba de palo.
La actual medida, publicada en la Gaceta Oficial N° 40.305, con fecha 29 de noviembre de 2013, deroga la disposición número 52, que estuvo en vigencia desde junio de 2008 y recibió varias extensiones, por considerarse que los organismos anteriormente mencionados son importantes para los ecosistemas y por encontrarse en peligro de extinción.
Para el cumplimiento de las decisiones protectoras, se designan como instituciones que velarán por el cumplimiento del dictamen al Min-Ambiente, a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y demás órganos de guardería y defensa ambiental, con un exhorto a las gobernaciones, alcaldías, consejos comunales, comunidades organizadas y otras formas de participación ciudadana.
Entre las tradiciones venezolanas típicas de los días decembrinos está la realización de nacimientos y pesebres, elaborados, muchas veces, de manera inadecuada, con elementos naturales como el musgo y la barba de palo.
Hay que recordar que los líquenes contribuyen a la colonización de los suelos y al establecimiento de otras especies vegetales, constituyéndose en indicadores biológicos de los grados de contaminación ambiental, de los cambios climáticos, además de ser fijadores y productores de nitrógeno.
Por su parte, los briofitos, entre los cuales se incluye el musgo, son el segundo grupo de vegetales terrestres, con poblaciones muy diversas en las zonas montañosas, desplegadas fundamentalmente en los páramos y bosques húmedos. Como función ayuda al mantenimiento del balance hídrico, protege a los suelos de la erosión y favorece la germinación.
Como tercer conjunto de plantas están los helechos arborescentes, presentes en los bosques nublados y páramos, donde se convierten en estabilizadores de la superficie y retienen considerables cantidades de agua de lluvia y neblina.
Mientras tanto, la barba de palo es característica de los ecosistemas de los bosques nublados, localizados en la Cordillera Andina y de la Costa, donde se convierten en reguladores de los flujos de agua y neblina.
El Min-Ambiente pone a disposición de la población el número 0800-Ambiente (0800-26243683), para que se hagan las denuncias ante la presencia de vendedores inescrupulosos con las especies señaladas.