viernes, 31 de enero de 2014

Jaime González: Brindar seguridad es una obligación del estado mexicano ¿no una opción?

En México ha iniciado la guerra, de eso no hay duda, el problema es que nadie la llama así o al menos no lo medios de comunicación nacionales.
Claro que la estrategia del gobierno de Enrique Peña Nieto de callar y ocultar la violencia en México ya no podrá ser mantenida.
Los grupos de autodefensas en el estado de Michoacán no son cosa nueva, hace unos año el narcotráfico se apodero de la zona y carniceros, ganaderos y hasta tortilleros tenían que pagar por lo que vendían.
Sin embargo el problema no era pagar tributo el conflicto se creció cuando el grupo se empezó a meter con las familias y violar a las mujeres.
Mientras la situación en otros estados de la república ha mejorado gradualmente no podemos decir lo mismo del estado de Michoacán, Guerrero y Morelos.
Tanto homicidios, secuestros y robos con violencia han aumentado desde el 2006.
Las paz en Michoacán bien pudiera decirse que es un paz armada porque todos los días desde hace años hay civiles muertos, heridos y desaparecidos, esta entidad es evidente la ingobernabilidad y la crisis de estado, todo esto por una estrategia mala aplicada desde el 2006 por el gobierno panista de Felipe Calderón y retomada por el gobierno priista de Enrique Peña Nieto.
Osorio Chong afirma que el compromiso y el objetivo del gobierno federal es ir encontrar de los criminales, ¿entonces? Si el gobierno sabe que las autodefensas van en contra del narco lo más sensato es que primero desarmen al narcotráfico y luego a las autodefensas.
Enrique Peña Nieto no se ha quedado cruzado de brazos en los pasados días puso en manos de Alfredo Castillo todo el poder federal, muy bien se están realizando acciones pero ¿Quién es Alfredo Castillo?
Alfredo Castillo fue miembro del círculo íntimo de Peña Nieto como procurador de justicia en el estado de México en el escándalo de la niña pauled (a ver si a castillo no se le esconden los narco debajo del colchón).
La crisis de estado es una realidad de Michoacán, aquí no importa las reformas reciente mente aprobadas por el gobierno de Peña Nieto, porque a pesar de los miles de soldados y policías el crimen organizado y sus redes de poder siguen intactas.
¿Por qué el gobierno Michoacán no ha frenado la actividad criminal? Por las complicidades, ¿Por qué no lo hará peña y su gobierno? Por la misma razón.
La realidad de Michoacán es que la gente se hartó de esperar el actuar del gobierno federal, estatal y municipal para detener abusos, amenazas, intimidaciones y muretes.
El historiador y catedrático Lorenzo Meyer escribió “pareciera que el estado mexicano está inspirado en un cuento: El Mago De OZ: mucha apariencia y poca sustancia, promete portentos pero no tiene capacidad para cumplirlos (…)”.
El estado mexicano se presenta como una entidad coherente dispuesta a resolver todos los problemas pobreza, hambre, mala educación, falta de empleo, revitalizar el campo, inclusos recuperar la seguridad, en fin la lista puede ser tan larga como los 95 compromisos del pacto por México, la última recuperar Michoacán.
He cierto que las autodefensas pueden ser infiltradas, pero también es verdad que la población tiene derecho a defenderse cuando el gobierno no le proporciona seguridad por andar pensando que en México hace unos años el problema más grande era el robo de vacas y no la pobreza, la crisis económica, la falta de educación, falta de salud y los abusos del gobierno.

Por José Núñez SIBCI Reg. N° 6355 de la Revista Zulia Prensa, Prensamerica & Conape Internacional Venezuela con información de Noticias Tecoman