viernes, 8 de noviembre de 2013

Un padre denuncio a su hijo de haberle robado su vehículo y la policía lo mato


Un padre quiso darle una lección a su hijo por haber agarrado su camioneta sin previa autorización y llamó a la Policía. Ahora se ve obligado a organizar el funeral de su hijo: la olicía lo mató. James Comstock tuvo una fuerte discusión con su hijo Tyler Comstock, quien se llevó el vehículo de su padre en un acto de rebeldía, informa 'The Washington Times'.Comstock decidió que su hijo Tyler, de 19 años, debería recibir una buena lección por ese acto, así que no tardó en marcar el 911 para presentar una denuncia por el robo del coche. Agentes de la policía localizaron al muchacho que estaba dando vueltas alrededor de la Universidad de Iowa. Los agentes pidieron a Tyler que bajara de la camioneta, pero este se negó y aceleró. "El oficial de policía Adam McPherson persiguió a [Tyler] Comstock por el corazón del campus de la Universidad de Iowa. Durante la persecución, Comstock embistió el coche de McPherson. La camioneta  se detuvo, pero Comstock aceleró el motor y no obedeció la orden de apagarlo", dice el informe policial. Entonces el agente McPherson disparó seis balas a la camioneta, impactando en el joven dos veces: en la cabeza y en el corazón. "Todo fue por una maldita cajetilla de cigarrillos. No se la quise comprar. Y ahora he perdido a mi hijo por ello", dijo el padre de la víctima.