jueves, 19 de diciembre de 2013

30 policías discapacitados debido a traumatismos craneales, oculares y faciales, tras los enfrentamientos con maestros de la Coordinadora Nacional

Un total de 30 agentes de la Policía Federal esperan su dictamen de discapacidad permanente, debido a traumatismos craneales, oculares y faciales, tras los enfrentamientos con maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) a las afueras de la Cámara de Diputados y durante su desalojo del Zócalo capitalino.
De acuerdo con un reporte interno de la Secretaría de Gobernación -obtenido vía solicitud de transparencia- el 19 de agosto cuando los profesores disidentes se constituyeron como un “movimiento popular en la defensa de la patria”, instalaron su plantón en la capital del país e irrumpieron en San Lázaro. Los choques con federales dejaron a 15 agentes con secuelas permanentes.

Un mes después, cuando la Policía Federal irrumpió en el Zócalo con cientos de elementos, equipados con antimotines y respaldados por tanquetas de agua, para desalojar a los profesores de la CNTE, resultaron heridos otros 15 agentes, quienes únicamente esperan el dictamen de discapacidad permanente.

El reporte de transparencia, 0413100086813 da cuenta de los enfrentamientos que ha sostenido la PF con maestros desde agosto pasado, cuando arreciaron sus protestas en la capital por la aprobación de las leyes secundarias de la reforma educativa, la cual obliga a los profesores a evaluarse y contiene sanciones para quienes reprueben los exámenes.

Su llegada a la capital


En la víspera de la discusión de las leyes secundarias de la reforma educativa, al menos 12 mil maestros provenientes de Oaxaca, Michoacán, Chiapas y Veracruz, arribaron al Distrito Federal para apostarse en el Zócalo en un plantón permanente e instalaron carpas y decenas de casas de campaña.

Los líderes de la disidencia magisterial señalaron que su movimiento había sufrido una transformación y protestarían no sólo por la reforma educativa, sino, por los cambios en materia energética y fiscal, los cuales, ya fueron aprobados por el Poder Legislativo.

Aquel 19 de agosto manifestaron: “es el único camino que nos han dejado los oligarcas y el Poder Legislativo, a quienes responsabilizamos de lo que pueda ocurrir”.

Durante su protesta en la Cámara de Diputados, la Policía Federal tiene registro de 27 agentes heridos, los cuales fueron hospitalizados, 15 de los cuales están a la espera de que se les otorgue el dictamen por “secuelas permanentes o discapacidad”.

Según la información entregada, 15 elementos sufrieron “traumatismos encefálicos y oculares, esguince de rodillas, amputación de una parte del dedo, ruptura de tendones y fracturas de tobillo”.

Desalojo del Zócalo


El 13 de septiembre, previo al primer Grito de Enrique Peña Nieto, en un operativo sorpresa, la Policía Federal -con grupos antimotines y resguardados con tanquetas de agua y helicópteros- ingresó al Zócalo para desalojar a los profesores disidentes.

La batalla campal duró cerca de media hora, el escenario en la plancha del Zócalo era caótico, pues los federales utilizaron tanquetas de agua, gases lacrimógenos y toletes en contra de los manifestantes de la CNTE, quienes se defendieron con palos y piedras, aunque la PF tras el desalojo convirtió el primer cuadro de la ciudad en una muralla impenetrable.

Según el parte oficial, ese día fueron hospitalizados 15 policías federales, la mayoría esperan su dictamen de discapacidad permanente a causa de lesiones traumatismos faciales, oculares y fracturas.

Aunque la Policía Federal en su respuesta señaló que durante 2013 “no ha sostenido enfrentamientos con maestros o normalistas”, accedió a entregar la “información relacionada con manifestaciones en donde presumiblemente han participado maestros”.

Los profesores disidentes trasladaron, desde el 14 de septiembre, su campamento al Monumento de la Revolución, donde, aunque mermado, se mantiene en sus casas de campaña para protestar por la puesta en marcha de la reforma en materia educativa que los obliga a evaluarse.

Enfrentamiento en Cámara de Diputados

19 de agosto
27 policías federales hospitalizados
15 esperan dictamen de secuelas permanentes
Lesiones: traumatismos encefálicos y oculares, esguince de rodillas, amputación de parte de un dedo, ruptura de tendones y fracturas de tobillo.

Desalojo en el Zócalo

14 de septiembre
15 policías federales hospitalizados
15 esperan dictamen de secuelas permanentes
Lesiones: Traumatismos craneales, faciales y oculares, amputación de parte del dedo y fracturas.